Chile Transparente fue creado en 1998, comienza a operar como Capítulo Chileno de Transparencia Internacional en el 2000, se constituye como corporación de derecho privado sin fines de lucro en 2002 y obtiene personalidad jurídica en 2003.

En sus primero años, Chile Transparente centra su labor en promover la importancia de abordar como tarea de país la transparencia y la probidad. Se elaboran la propuesta “Por un Chile Transparente”, en el año 2002, y el “Informe Global de Corrupción”, en el año 2004.

Un nuevo Directorio asume en el año 2005, reimpulsando el trabajo de Chile Transparente. El área educacional se transforma en una prioridad, iniciándose el Proyecto de Formación Valórica y Ciudadana. También se desarrolla, en conjunto con la Universidad Alberto Hurtado, un programa, Integridad Corporativa, dirigido a fortalecer un gobierno corporativo moderno, transparente y responsable en las empresas del país.

En noviembre de 2006, el Presidente de Chile Transparente forma parte de la Comisión de Expertos convocada por la Presidenta de la República, que sirve de base para la llamada “Agenda de Probidad”. Desde entonces, Chile Transparente desarrolla un monitoreo legislativo del avance en la tramitación de los proyectos de ley claves para la transparencia en el país.

En el año 2007 se crea el programa de transparencia municipal dirigido a mejorar los niveles de transparencia de la gestión de los gobiernos locales en Chile. A través de la elaboración de estándares de transparencia se incentiva a incrementar los niveles y la calidad de la información que entregan los municipios a sus grupos de interés.
A partir de 2008, se desarrollan iniciativas dirigidas a fortalecer los niveles de transparencia en las ONG y perfeccionar la institucionalidad de financiamiento de la política en el país. En conjunto con la Fundación Jaime Guzmán E., la Asociación Chilena de Municipalidades y la Corporación  Proyectamérica, se edita el libro “Manual de Gasto Electoral Municipal”.

En el año 2009 Chile Transparente crea el Portal web de seguimiento de los proyectos de ley clave en materia de transparencia “Observa”, con el objetivo de contribuir a difundir la labor de seguimiento legislativo que años desarrolla el Capítulo desde hace tres años. Junto a ello se le da continuidad a los programas de consultorías a municipios y a empresas privadas dirigidas a incrementar los niveles de transparencia de su gestión. En este año se lanza el “Diccionario del Corrupto”, campaña ciudadana destinada a promover el valor de la transparencia, también se publicó el libro “Control de financiamiento y gasto electoral en Chile” con el cual se buscó proporcionar recomendaciones que permitan fortalecer el marco jurídico e institucional bajo la cual se financia la política en Chile, y se editó el “Manual de gasto Electoral 2009″, junto a la Fundación Jaime Guzmán y la Corporación Proyectamérica. Finalmente comienza el proyecto “Programa de formación valórica y ciudadana” dirigido a niñas y niños de educación básica, financiado por el BID.

En el 2010 se comienza a ejecutar el estudio “Evaluación de la calidad del acceso a la información pública”, como arte de la línea investigativa de nosotros, y cuyo objetivo era evaluar la calidad del acceso a la información pública a partir de la Ley 20.285. A fines del mismo año, desarrollamos una propuesta para trabajar con gobierno regionales, a través de un programa de transparencia e integridad institucional, con el fin de mejorar los niveles de transparencia de estos organismos y avanzar en la incorporación de una cultura de probidad y transparencia, procurando que las buenas prácticas se verifiquen más allá del marco estrictamente normativo.

Patrocinados por el Departamento de Desarrollo Internacional Británico, durante el año 2011, elaboramos dos manuales – comic de uso e implementación de la Ley de Transparencia, “Guía práctica para acceder a información pública: Con Transparencia todo se sabe” y “Guía práctica para facilitar la implementación de la Ley 20.285 de Acceso a la Información Pública: Somos Transparentes”. Con esto, se logró capacitar a mas de 100 funcionarios públicos y a más de 300 dirigentes vecinales y de organizaciones sociales de las regiones I, IV, V, VII y Metropolitana. Entre los meses de marzo y octubre, en convenio con la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo, se implemento el programa “Transparencia e integridad municipal” en cuatro municipios de la Región de Coquimbo, donde además se entregó la “”Guía práctica para facilitar la implementación de la Ley 20.285 de Acceso a la Información Pública: La Transparencia, un compromiso de todos”.

En el área educacional, se realiza el seminario “Formación de valores ciudadanos en la Escuela”, con la participación del entonces ministro de educación, Joaquín Lavín y la representante del BID en Chile, María Camila Uribe. Además se publicó el librillo “Promoviendo valores ciudadanos desde la escuela”, presentando enfoques teóricos que sustentaban la propuesta de Chile Transparente.

Desde el mes de diciembre del 2011, en el marco de un convenio que hicimos con la Intendencia Regional de Los Lagos, se implementó el programa “Transparencia e Integridad en el Gobierno Regional de Los Lagos”, donde se obtuvo como resultado el diagnóstico de transparencia activa, derecho a la información pública, se realizó una evaluación del proceso sobre la gestión de la información y clima organizacional y se entregó la Guía práctica de transparencia sobre buenas prácticas institucionales y la implementación de la Ley 20.285 de Acceso a la información Pública: Transparencia, un desafío de todos.

En el marco de un trabajo de redes del año 2012, se llevó a cabo el estudio “Transparencia y Rendición de Cuentas en Organizaciones sin Fines de Lucro”. Durante el mismo año, se entregó material pedagógico para promover la formación valórica y ciudadana en la enseñanza básica a más de 1.376 establecimientos educacionales desde Arica a Magallanes. En diversas reuniones del mismo año, Chile Transparente contribuyó a la organización y coordinación del encuentro regional de la “Alianza para el Gobierno Abierto”, siendo responsable, además, de organizar el panel relacionado con la industria extractiva. Durante junio del 2012, se publicó el libro “Calidad de Acceso a la Información Pública en Chile”.

En el año 2013, recibimos la ilustre visita del fundador de Transparencia Internacional, Peter Eigen, quien participó de diversas actividades, entre las cuales estuvo hacer entrega del Premio Chile Transparente. En enero del mismo año, el Capítulo participó en encuentro regional de Gobierno Abierto; el área jurídica emprendió un seguimiento de convenciones internacionales, como UNCAC.

El Índice de Partidos Políticos, tal como lo conocemos hoy en día, fue presentado por primera vez a mediados del 2013 y parte de nuestro equipo realizó el “Apoyo al Fortalecimiento de Capacidades y Buenas Prácticas en materia de Transparencia, Integridad y Rendición de Cuentas en el Poder Judicial”. Durante el miso tiempo se creó el “Monitor ciudadano de integridad local en la ejecución de programas sociales para mujeres”, el cual es una plataforma de información y evaluación de programas sociales de Gobiernos Locales (municipios) dirigido a mujeres; el portal “InfoDatos”, que se erige como un sitio web sencillo que permite comparar información, descargar datos, compartirlos a través de las redes sociales e incrustarlos en cualquier página de Internet.

Durante el segundo semestre del año 2013, Chile Transparente, inició una campaña pro transparencia con el propósito de que los candidatos a la Presidencia de la República y al Congreso Nacional se comprometan durante su periodo de campaña a un conjunto de buenas prácticas que contribuyan a generar un clima de respeto y de transparencia en sus propuestas y gastos. Para esto se creó el sitio web “Candidato Transparente”, el que tuvo actividad durante los meses de agosto, septiembre, octubre y noviembre.

En el 2013 elaboramos la web “Partido Modelo” sobre un partido ficticio, transparente y cercano a la ciudadanía con el objetivo de que sirva de modelo o inspiración para las colectividades chilenas. El proyecto incluye una serie de estándares de transparencia que mejoran el acceso de información a la ciudadanía por intermedio de la página web.