Actualizado: 07.MAR.2018

Historia

Chile Transparente fue acreditado por Transparencia Internacional como Capítulo Nacional a fines del año 2000. En junio de 2002, se procedió a la suscripción de los estatutos que dieron origen a la corporación de derecho privado sin fines de lucro, denominada “Chile Transparente” o “Capítulo Chileno de Transparencia Internacional”, la que obtuvo personalidad jurídica mediante Decreto Supremo Nº 252 del Ministerio de Justicia, de 21 de febrero de 2003.

Chile Transparente ha sido reacreditado como Capítulo de Transparencia Internacional en 2005, 2007, 2011 y 2013. Actualmente (2018) se encuentra en proceso de acreditación.

Política de acreditación de Transparencia Internacional

Transparencia Internacional cuenta con más de 100 capítulos nacionales, que son organizaciones independientes y establecidas localmente, que combaten la corrupción en sus respectivos países. Junto con los miembros individuales, votan en cada Reunión Anual de Miembros para elegir a los miembros del Directorio de Transparencia Internacional

Conforme a la política de acreditación, para formar parte del movimiento, un Capítulo Nacional debe cumplir con lo siguiente:

  • demostrar su determinación, diligencia y competencia para combatir la corrupción en su propio país o entidad territorial;
  • adoptar y aceptar la Declaración Paraguas y actuar permanentemente de acuerdo con ella;
  • tomar todos los pasos necesarios para proteger el nombre y el logo de Transparencia Internacional,
  • desarrollar y cumplir con un código de conducta para sus miembros, miembros del directorios, funcionarios y personal; y
  • compartir informes financieros y de actividades periódicos con la Secretaría de Transparencia Internacional.

Los capítulos son acreditados de acuerdo a un conjunto de estándares objetivos, en tres etapas: de contacto nacional a capítulo nacional en formación, y finalmente a la categoría de capítulo nacional totalmente acreditado. Los capítulos nacionales totalmente acreditados se somenten a un proceso de revisión cada tres años, dirigido a asegurar el cumplimiento continuo con los estándares de Transparencia Internacional y a fortalecer el trabajo de los capítulos.